miércoles, 8 de febrero de 2012

Cadáver exquisito II (Nuestro)

-          Mano, mano en la marea…
-          el oráculo vence el destino porque conoce tu interior, ve el deseo y su fulgor, el efecto y su influencia.
-          Mi corazón escupe la rabia de la incertidumbre, vomita la bronca del ¿por que?. Ríe las sombras.
-          Navegando los mares, surfeando las olas, me dejo llevar y dejo mi cuerpo…
-          Como una vasija vacía, mi esencia espera latente, espontánea, que tenga guía llena de sentido y hasta demente.
-          Pongo el alma en la nevera. Estornudo chopera. Y encuentro certezas.
-          Certera-mente correcta mi cabeza, viajo en bote por la vereda, las hormigas no se quejan. Me gusta la marea, la brisa, la raza, la manera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ajam...