miércoles, 23 de mayo de 2012

Poemas de Bukowski

Sin sueños
las camareras de pelo gris
en los cafés por la noche
se rindieron,
y mientras camino por las veredas de la luz
y miro las ventanas
de las casas de las enfermeras
puedo ver que ya no es
con ellas.
veo gente sentada en los bancos de la plaza
y puedo ver por la manera
en que se sientan y miran
que se acabó.

veo gente manejando autos
y veo por la manera en que manejan sus autos
que ni aman ni son
amados
ni consideran el sexo
está todo olvidado
como una vieja película.

veo gente en las tiendas y supermercados
caminando por los pasillos
comprando cosas
y puedo ver por la manera en que
les queda la ropa y por la manera en que
caminan y por sus caras y sus ojos
que no les importa nada
y nada se preocupa
por ellos
puedo ver cien personas por día
que se rindieron
del todo

si voy al hipódromo
o a algún espectáculo deportivo
puedo ver miles
que no sienten nada por nada o
por nadie
y no reciben
ningún sentimiento.

por todas partes veo a aquellos que
no mendigan nada sino
comida, refugio y
ropa, ellos se concentran
en éso,
sin sueños.

no entiendo por qué esa gente no
desaparece
no entiendo por qué esa gente no
expira
por qué las nubes
no los asesinan
o por qué los perros
no los asesinan
o por qué las flores y los niños
no los asesinan,
no entiendo
supongo que ya están asesinados
sin embargo, no puedo acomodarme al
hecho de que existan
porque son
demasiados

cada día
cada noche
hay más de ellos
en los subtes
en los edificios
en los parques

no sienten terror
por no amar
o por no
ser amados.

tantas tantas tantas
de mis criaturas
compañeras.

Mamá
aquí estoy
   en la tierra
        mi boca
            abierta
     y
ni siquiera puedo decir
      mamá,
        y
los perros corren y paran y mean en 
mi lápida. Lo tengo todo
excepto el sol
y mi traje se está
                arruinando
  y ayer
          los restos de mi brazo izquierdo
                                 desaparecieron
quedó muy poco, todo como arpa
sin música.

al menos un borracho 
en la cama con un cigarro
puede movilizar 5 camiones
                        de bomberos y
                        33 hombres

yo no
   puedo
      hacer
             nada.

Los mas fuertes de los extraños
No los vas a ver a menudo.
Donde sea que esta la multitud
ellos
no están.

Esos raros,no son
muchos
pero de ellos
vienen
las pocas
buenas pinturas
las pocas
buenas sinfonías
los pocos
buenos libros
y otras obras.

y de los
mejores de los extraños
quizá
nada.

ellos son sus propias
pinturas
sus propios libros
su propia música
su propia obra

a veces creo verlos
-digo
cierto viejo
sentado en cierto
banco
de una cierta
manera

o
una cara rápida
yendo hacia el otro lado
en un auto que pasa

o
hay un cierto movimiento
de las manos
de un chico o un chica
que empaqueta
las cosas
en el supermercado

a veces
incluso es alguien
con quien estuviste
viviendo
algún tiempo
te vas a dar
cuenta
de una mirada rápida
y luminosa
que no
habías visto antes

a veces
te vas a dar cuenta
de repente
en un recuerdo
vivido
algunos meses
algunos años
después de que se fueron

recuerdo a uno así
-tenia 20 años
y estaba borracho
a las 10 de la mañana
mirándose
en un espejo en New Orleans

la cara soñadora
contra las
paredes del mundo

y yo adonde fui???

aire y luz y tiempo y espacio
'sabes, yo tenía una familia, un trabajo, algo
siempre estaba
en el medio
pero ahora
he vendido mi casa, he encontrado este
lugar, un estudio amplio, deberías ver el espacio y 
la luz
por primera vez en mi vida voy a tener el lugar
y el tiempo
para
crear

no, nene, si vas a crear
vas a crear trabajando
16 horas al día en una mina de carbón
o
vas a crear en una habitación con tres chicos
mientras estás
desocupado,
vas a crear aunque te falte parte de tu mente y de
tu cuerpo.
vas a crear ciego
mutilado
loco.
vas a crear con un gato trepando por tu
espalda mientras
la ciudad entera tiembla, con terremotos, bombardeos,
inundaciones y fuego.
nene, aire y luz y tiempo y espacio
no tienen nada que ver con esto
y no crean nada
excepto quizá una vida más larga para encontrar
nuevas excusas.

Mi tío Jack
mi tío Jack
es un ratón
es una casa en llamas
es una guerra a punto de estallar
es un hombre que baja por la calle con un cuchillo clavado en la
espalda

mi tío Jack
es el embarcadero de Santa Mónica
es una almohada azul cubierta de polvo
es un perro blanco y negro que se rasca
es un hombre con un solo brazo que enciende un cigarrillo con una
sola mano.

mi tío Jack
es una rebanada de pan quemado
es el lugar en el que te has olvidado de buscar las llaves
es el placer de encontrar 3 rollos de papel higiénico en el armario
es el peor sueño que hayas tenido nunca y que no puedes recordar.

mi tío Jack
es el petardo que te explotó en la mano
es tu gato, atropellado y muerto a la entrada de tu casa a las 10:30
de la mañana
es la partida de dados que ganaste en el aparcamiento de Santa Anita
es el hombre por el que te dejó tu mujer aquella noche en que
estabais en la habitación de un hotelucho.

mi tío Jack
es tu tío Jack
es la muerte que se acerca como un mercancías
es un payaso de ojos llorosos
es el gato del coche y tus uñas y el ulular de la montaña más alta.

La retirada de Bonaparte
lo llamaban Fred.
siempre estaba sentado al final de la
barra
cerca de la puerta
y siempre estaba ahí
desde que abrían hasta que
cerraban.
estaba más que
yo,
lo cual es decir
bastante.

nunca hablaba con 
nadie.
sólo se sentaba y
tomaba sus vasos de
cerveza tirada.
miraba derecho hacia adelante
a través de la barra
pero nunca miraba 
a nadie.

y había otra cosa.

de vez en cuando
se levantaba
iba a la fonola
y siempre ponía 
el mismo disco:
"la retirada de Bonaparte".

ponía esa canción
todo el día y toda la
noche.

era su canción,
está bien.

nunca se cansaba 
de ella.

y cuando su cerveza tirada
le pegaba
se levantaba y ponía
"la retirada de Bonaparte"
6 ó 7 veces
seguidas.

nadie sabía quién era él o
cómo zafaba,
sólo que vivía
en el hotel de enfrente
y era el primer borracho
en el bar
cada día
al abrir.

yo le protesté a Clyde
el barman:
"escucháme, nos vuelve
locos con esa
cosa.
los otros discos
se cambian
pero
"la retirada de Bonaparte"
queda.
¿Qué quiere decir
éso?".

"es su canción",
dijo Clyde.
"¿Vos no tenés una
canción?".

bueno, llegué a éso
de la una de la tarde
aquel día
y estaban los de siempre
menos Fred.

pedí mi trago,
y dije en voz alta,
"Hey, ¿dónde está
Fred?"

"Fred está muerto",
dijo Clyde.

miré al final de la
barra.
el sol entraba a través de las
persianas
pero no había nadie
en el último
taburete.

"me estás cargando",
dije, "Fred está en cana o
algo así".

"Fred no vino esta mañana",
dijo Clyde, "así que
fui hasta el hotel
y ahí estaba
duro
como una caja 
de cigarrillos".

todo el mundo estaba muy 
quieto.
aquellos tipos nunca hablaban 
mucho
de todos modos.

"bueno", dije, "al menos
no tenemos que escuchar más
"la retirada de Bonaparte".

nadie dijo
nada.

"¿todavía está ese
disco en la
fonola?", pregunté.

"sí", dijo
Clyde.

"bueno", dije,
"voy a ponerlo una vez
más".

me levanté.

"espera",
dijo Clyde.

salió de atrás de la barra,
fue hasta la
fonola.

tenía una llavecita
en la mano.
puso la llave
en la fonola
y la abrió.

metió la mano
y sacó 
un disco.

entonces agarró el
disco y
lo rompió sobre
su 
rodilla.

"era su
canción", dijo
Clyde.

cerró 
la fonola,
se llevó el disco
atrás de la barra
y
lo tiró.

el nombre del 
bar
era
"Joya's".
estaba en 
Crenshaw y
Adams,
un día lo cerraron
y no lo volvieron a abrir
más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ajam...