miércoles, 28 de noviembre de 2012

Una Pelea - Dolina

Me enpujaron a la salida. Hubo un tumulto blanco y después de una
rápida investigación, quedé frente a frente con Carlos.
-¿Qué me empujás?
Se formó una rueda. Alguien gritó:
-Fajálo...
Niñas aterrorizadas se sumarn al grupo.
Carlos se puso muy colorado. Manos crueles lo empujaron hacia mí.
Tito, falso caudillo y sujeto temido, me dijo:
-Dale... ¿O le tenés miedo?
Entonces le acomodé una piña y ahora ya sé que soy cobarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ajam...